Relatos desde el Perú

Friday, August 05, 2005

ULTIMO DÍA... ANTES DEL DESPEGUE

Esta es probablemente mi última conexión antes de marchar, así que toca hacer balance de todo lo vivido en este largo y frío mes de Julio. Me voy con ganas, pero me voy contento, con la mochila bien cargada. Por suerte las experiencias no cuentan como exceso de equipaje... :)

Ha habido algunos logros "profesionales". Esta mañana hice el examen TOEFL, y me ha ido muy bien. Esto me ayudará bastante. También conocí al tipo del CICODE, que es un buen contacto para el futuro en diversas instituciones y gobiernos.

También se ha marcado con fuego en la retina escenarios, paisajes, olores, sabores y recuerdos para siempre. Lo que nuestras cámaras digitales trataron de captar es sólo un esbozo de todo lo que pudimos ver y sentir. Y eso siempre será difícil de transmitir a otros mediante la palabra o la imagen.

Y más allá de todo eso, me he sentido involucrado desde el primer día con este país, con su gente. El hecho de ser extranjero y europeo me ha abierto muchas, demasiadas puertas. He entablado contacto y amistad con gente de todos los estratos, y les he preguntado y escuchado acerca de cómo ven su vida y su país. He comprendido las complejidades de ser miembro de esta sociedad, pero también los beneficios que supone. Me he hecho más humilde en las comparaciones, y vivir acá unas semanas me ha retrotraido a una España que aún pervive en la memoria de nuestros padres como un periodo importante de su vida. No eramos tan distintos.

No sé si sólo he sido un turista o también un viajero, en su sentido más pleno, pero al fin conseguí no sentirme extranjero en esta tierra, y pienso que eso es bastante indicativo del lugar y de mi experiencia acá. Incluso sus modismos y lenguaje se me han contagiado, aunque el acento que hemos mamado de madres distintas siempre nos separará.

También me he descubierto un poco más, en el contacto con la gente. En las relaciones que he tenido acá, de amistad o más allá, y en qué cosas espero y qué no de la vida. Me he dado cuenta de que no tengo necesidad de imitar ningún comportamiento 'admirado' por nadie, sino que me han puesto en este mundo para que me pinte y dibuje como a mi me parezca. Si eso es que me regreso más libre, así sea un gato al fin. Nueve sobre Diez.

Thursday, August 04, 2005

UN VIERNES LOCO

La semana antes del viaje al Titicaca, Montse y un servidor se lo pasaron en grande en la noche limeña: cena en un argentino rechévere (la dueña, una antigua actriz, tiene un local muy chulo y hasta hace obras de teatro mientras se cena); luego una caipirinha a orillas del pacífico, y luego de rumba en La Sede. Una noche memorable (¡otra más!).




BEAUTY IS EVERYWHERE

Nos pasa desapercibida, pero la belleza nos rodea. Si le prestamos un mínimo de atención, se manifiesta inmensa ante nosotros. Sólo hay que dedicarle la sensibilidad necesaria para percibirla. Es una virtud que aprecio sobre muchas otras, especialmente porque me siento dotado para percibirla aquí y allá. Sorprendentemente, el mundo es mucho más luminoso de lo que las crónicas periodísticas nos permitieran intuir.

Arriba: una pareja de ancianos descansan en el atardecer de Ollantaytambo. Abajo: cóndor majestuoso en el cañón del Colca.


Foto en el convento (realmente una miniciudad) de Santa Catalina, en Arequipa.
Casi me cazan los ‘rateros’

Estoy viendo el documental de Michael Moore sobre las armas y el crimen en EEUU. Resulta brutal saber que cada año la criminalidad desciende en gran parte de EEUU, y sin embargo la presencia de crímenes y asaltos en las noticias se multiplica por seis. Hasta hoy me sentía seguro en Lima. La noche no me parecía tan peligrosa, y paseaba más de una vez sin temer nada. Hasta que ocurrió un incidente.

Cuando me vi ante un coche que se paraba unos metros delante de mí, lleno de tipos, que se habían avisado al girar una curva y avistarme –y yo me percaté-, y salían para pillarme, y salí corriendo mientras me decían que no huyera. Sabía qué me hubiera ocurrido: me hubieran robado TODO, hasta la ropa. O algo peor. Sentí miedo. Fue traumatizante. De repente todo me pareció inseguro, y todo el mundo sospechoso. Llegué a casa de Montse dando un gran rodeo, evitando la oscuridad, desconfiando de cualquiera que fuera detrás de mí. Sentí el miedo al crimen, por primera vez en mi vida, y con una intensidad desconocida.

(En la foto: LarcoMar Shopping Center, frente al Pacífico, en un acantilado. Detrás, hotel Marriot, símbolos de Miraflowers).
ÚLTIMO MIÉRCOLES

Hoy ha sido una de esas noches divertidísimas. Empezó con una cena genial con Montse, superplacentera, desplegando todas las riquezas gastronómicas y etofílicas de nuestro país. La música doméstica estuvo genial, y exploramos nuevos territorios juntos. Hay fotos que lo atestiguan… Luego lo pasé en grande con Diego: tomando una copa en los acantilados de Larcomar, o bailando una electrónica de bases muy rítmicas en la zona más concurrida de Miraflores. Y es sólo miércoles. Realmente fue una noche completa y divertida, que daba para apuntarla en la agenda de buenos momentos.
SENTIDO DE LA VIDA

Alguien me dijo acá, en una conversación muy interesante, que una vez descubrió cuál era su objetivo en la vida, todo se le hizo más fácil: se sentía dotado para ayudar a otros a buscar la paz, y se dedicaba a resolver conflictos. Y eso le llenaba y le realizaba, además de engordarle los bolsillos.

Muchas veces he sentido la necesidad de acordar mi vida con mis valores. La curiosidad por el mundo, más allá de mi patria, me dio el deseo de resolver problemas grandes que arrinconan a enormes masas de muchos países en la pobreza absoluta. Se me hizo hiriente las desigualdades, pues, qué duda cabe, en mi familia las padecimos con intensidad: en su adolescencia rural, mi madre pasaba todo el año con las mismas chanclas, fuera verano o invierno, y la emigración se hizo un doloroso imperativo. Borges dijo que la patria es nuestra infancia, y millones de españoles tuvieron que abandonar sus paisajes para conglomerarse en las nuevas periferias de cemento que nacieron entorno a los tres núcleos industriales de la península. Las segundas generaciones tuvimos, al menos una parte, las facilidades educativas que los gobiernos centristas y socialdemócratas desplegaron en nuestra infancia. Ello nos abrió puertas, a los que labramos el suelo de las oportunidades, pero, al igual que en Perú, en España los contactos, esa cosa tan nepótica y clasista, siguen resultando vitales para el ascenso social. A veces, sin embargo, la suerte y el destino burlan las expectativas. Sólo hay que estar con los ojos bien abiertos.

En todo caso, ¿por qué no dedicar tus días a nobles causas, a hallazgos que ayuden a quienes gestionan los países a mejorar la situación de quienes más padecen?

(Fotos: Alex junto a un párking, aquí se llaman graciosamente "Playas"; El Faro de Miraflores, desde estos acantilados se lanzan en Parapente; A la izquierda, el parque del amor, frente al pacífico. Aparte de la estatua de los amantes, hay asientos tipo park guell y leyendas con frases supercursis. Demasiado azucar para mi)

Saturday, July 30, 2005

EN BOLIVIA

Si, amiguitos, estoy en ese revuelto pais llamado Bolivia. Mientras pasamos unos dias a orillas del lago Titicaca, un verdadero mar egeo, lleno de islas y arboles que te hacen recordar a Grecia, aunque a 4.000 metros de altura y algo menos de calor.

Se come bien. Se duerme bien. Las visitas son muy agradables, y los paisajes casi irreales (imaginad una escena de las islas griegas, como decia, pero con cordilleras nevadas de fondo, y un lago del tamaño de un mar). Se esta bien navegando, aunque las poblaciones que bordean al lago son un poco desorganizadas y se nota que estamos dejados de la mano de Dios.

Ahora estoy a unas dos horas de La Paz. Se hace curioso cambiar de pais. Siempre es una experiencia unica atravesar una frontera imaginaria a pie. En fin, contare mas cuando regrese a Lima el lunes.

Wednesday, July 27, 2005

MURALLAS Y DESIGUALDAD

Recuerdo una canción de protesta de los setenta, que comenzaba con un “pompom, ¿quien es? ¡el ruiseñor y el ciempiés! ¡Abre la muralla!”. Las viviendas limeñas se amurallan y electrifican, formando calles bunquerizadas y férreamente vigiladas día y noche, que se protegen de la desigualdad en sus burbujas de abundancia. Sus habitantes más de una vez me han confesado esa triste realidad, propia de Matrix, en la que se ven obligados a vivir, y muy a menudo inconscientemente. Incluso sus redes sociales se limitan a otras burbujas, y todo su mundo se torna extremadamente chiquito.

En esas circunstancias, uno aprecia el rol que los sindicatos y la lucha obrera desarrolló en Europa durante el pasado siglo, que alcanzó niveles de desarrollo e igualdad que nos evitó vivir en burbujas bunquerizadas. Hasta los jardines desaparecen tras el hormigón, las casas se afean, la prisión engulle a sus habitantes, y en las discotecas, las jaulas que separan a la zona vip del resto de las personas convierte a sus moradores en monos de feria a los que lanzarías maní para acentuar su sensación de seres enjaulados.

Ojalá la región evolucione hacia un sistema socialdemócrata de igualdad relativa y la gente pueda escapar de este cómodo infierno electrificado.
ENCUENTROS Y EMOCIONES

En este tiempo acá me he citado con varias personas. Llegué a Perú con dos virtudes que hasta ahora no había reunido: libertad y valentía. Y conocí a bastante gente. Hablé, conversé, paseé, conocí, y con algunas intimé. Después de todas esas experiencias me siento más rico como persona. En alguna medida, todas me han aportado un poco de su forma de ser, de su visión del mundo.

También he apreciado de nuevo la soledad. Los excesos de sociabilidad me agotaron por momentos, y disfruté de los momentos en soledad para reflexionar y cuidarme. Y sin embargo, conociendo a gente, y dejándola hablar y expresarse, es cómo más se aprende de una sociedad, especialmente si esa gente proviene de estratos bien distintos: te dan una visión del prisma más clara. Y creo que ya conozco un poco a la sociedad peruana, que no es más que un reflejo particular de toda la región. También de nosotros mismos, los latinos o sudeuropeos, al menos de los mediterráneos, siempre con nuestra tensión vital entre el disfrute de los placeres y la rigidez de nuestro sentido del bien. Ese tormento bajo un cielo azul al que algún dios decidió anclarnos en los tiempos míticos.

En esta travesía, el único momento en que alguien consiguió conmoverme de veras, fue un niño con la cara pintada de payaso, que pedía limosna torpemente en un semáforo frente a la OIT. En ese momento me quedé callado en el taxi, y reflexivo. La vida de ese niño, su día a día, se coló en mi imaginación, y se proyectó ante mi su futuro de frustración; y me sentí mal, y sin soltar una lágrima, viví una de las sensaciones más tristes que he sentido en este viaje. Y sentí una gran impotencia. En cada rincón, en cada esquina, se aprende. Sólo hay que abrir los ojos, “wide open”.

Tuesday, July 26, 2005


SOPAR CATALÀ AL ESTILO PACÍFICO

Aunque la comida criolla es rica, el estómago se resiente. Demasiado 'sabrosa'. Así que decidimos hacer una noche de comida nacional. Preparamos un poco de pà amb tomàquet, una buena tortilla de papas -peruanas- y todo regalimat con aceite de oliva virgen.

El postre, eso sí, era un conito relleno de manjar blanco (dulce de leche), realmente un broche.


La verdad es que se echaba de menos.

Viendo TV3


RECUERDOS DE LA SELVA (1):
LA LLEGADA

Cuando llegamos a Puerto Maldonado yo esperaba calor y mosquitos. Mi sorpresa fue que la selva amazónica resultaba en estas fechas un lugar superagradable, y al remontar el río Madre de Dios, hacia los lodges del club Corto Maltés donde nos íbamos a alojar unos días, empecé a relajarme. Dormir rodeado de abundancia natural, bajo miles de estrellas, de estrellas desconocidas para mi hasta ahora (el cielo del hemisferio sur es bien misterioso), y comer delicias una y otra vez, todo eso te reponía fuerzas para las largas trochas por la selva, conociendo cómo en la naturaleza las especies se ayudan unas a otras en la lucha por la supervivencia. Lo primero que notas en la selva es la ausencia de luz: es una competición brutal de todas las plantas por acapararla, y ni un sólo rayo se escapa. Incluso algunas especies de árboles estrangulan a otras para sustituirlas, o se mueven poco a poco...

Cóctel de bienvenida a base de Jugo de Lúcuma.

El paraíso terrenal.
Recuperando fuerzas.
Nuestra primera "trocha" por la selva...

Este es Paco. Durante un tiempo fue algo violento (golpeaba la puerta para que los turistas no pudieran salir)


El embarcadero del Lodge.
En el viaje conocimos a las "manuelitas", que son dos primas que han viajado por todo el mundo, y no paran de hablar sin parar. Resultaban interesantes al menos.
RECUERDOS DE LA AMAZONIA (2):
LA ISLA DE LOS MONOS (MONKEY ISLAND) Y EL LAGO SANDOVAL
Un día fuimos a visitar la isla de los monos. Era una ínsula en medio del rio, en una bifurcación del Madre de Dios, que servía de santuario para monos, arañas y otras especies. Fue curiosa la visita. También andamos varios kilómetros dentro de un parque natural para encontrarnos frente al Lago Sandoval, donde nos dimos un refrescante baño y vimos a unas irlandesas viejitas luciendo su "ropa interior", que debía ser de cuando se casaron... :)

La llegada a la isla.
El primer mono captura un bananito.

Su ambición no tiene límites. Con la boca llena quiere más.


Una crisálida azul, gigante.


El lago Sandoval

Navegando por él.

El río Madre de Dios.

Nuestro último atardecer en la Amazonia.


PERUVIAN FOOD

Comer a mediodía resulta extremadamente barato (entorno a un euro y medio). Las raciones suelen ser limitadas, pero se trata de dos platos, postre, y algún refresco casero templado -esto, lo menos agradable. Sin embargo, día sí día no, Montse y yo nos dedicamos a almorzar en diversos sitios pintorescos, que se escapan un poco de la comida criolla, o local, pero que son tan genuinos como cualquier Papa a la Huancaina o Ceviche.

Hablando de ceviches, o pescado marinado, recomiendo mucho el Ceviche Bar (Av.Jorge Prado, cuadra 10, MF). Tienen lo que llaman Episodios, que son grandes bandejas donde además de Ceviche encuentras todo tipo de platos locales, en porciones para grupos. Estupendo.

Hoy comimos triples con jugo de fresa y leche (buenasso!!) en un sitio modesto, por la calle de las Flores. Que rico: pollo, palta y queso. ¡Y nos puso dos jugos!

El otro día nos decantamos por el pollo a la brasa en la mítica cadena Pardo's. Antes, por una ensalada buenassa en San Antonio's. Hay mucha variedad nutritiva en Lima. Pero anoche, anoche tuvimos sopar catalàspañol. Ya pongo las fotos más tarde. Pantumaca (que decimos en madrid), tortilla de patatas (un intento, realmente), y conitos rellenos de dulce de leche, mientras mirabamos las noticias de TV3 (la nostra!) :-D

Tan lejos, tan cerca.

Monday, July 25, 2005

SORPRESAS NOCTURNAS: LO INESPERADO ES MEJOR

A veces la vida “te da sorpresas”, como diría Celia Cruz. Tarde agradable con Montse y cena barruera en su casa a base de hamburguesas de Bembo’s, pedidas vía delivery. Sorprendentemente fast food de calidad, sabe a ternera gallega.

Ella se adormila a las diez y es mi último sábado limeño. El próximo estaré en Puno (Lago Titicaca) helándome de frío y preguntándome qué hago a cuatro mil metros de altura. Cosas de ella.

Salgo a la calle. No me voy a casa, es pronto. Entro en un cyber. Abro mi Messenger. Un tipo curioso y superinteresante, que me había agregado pero todavía no habíamos charlado –sólo sabía que también vivía en Madrid y venía a Lima en estos días- me saluda. Le digo que ando aburrido y sin plan, si le apetece una copa. Me anima a pasar por su hotel y que le llame, que baja y tomamos una copa en plan tranquis. [¡menudo hotelazo el swissôtel!]. Resulta un momento que intuyo crucial en mi vida. Un tipo poliédrico, bien experienciado y muy interesante. ¡Y de Bilbao! Ha viajado como funcionario de la ONU, como agregado diplomático, como cooperante, como director de proyectos, como tantas cosas… por tantos sitios que mi recorrido a su lado resulta una anécdota. Los detalles personales me los reservo, pero su vida parece más interesante que la de Stanley, el explorador africano. Ha venido con dos diputados bien conocidos, uno del PSOE y otro del PP. Me hubiera gustado conocerlos, porque también parecen tipos geniales, por lo que cuenta.

Me invita a visitarle a su organismo en la Universidad de Alcalá. Podría retomar cierto contacto allá con los temas que me interesan de cooperación. Le he debido dar buena espina. Total, aparecí esta noche sin saber nada de él, ni de su posición, ni nada, contándole mi vida y él, sobre todo, contándome su vida y la de tantas personas. Me sentí más rico después. El plan que proponía, además, se intuye genial, lo intentaré a mi regreso en Agosto. Puede ser el primer pasito en dar claridad a mi futuro. Por cierto, lo curioso que resulta el mundo: tenemos en común dos o tres personas, para mi sorpresa, y de ámbitos bien distintos. El mundo es realmente un kleenex.

Tras dos o tres pisco souer a cuenta del erario público, me regreso en un taxi de lujo a mi departamento. Ya no me apetece ‘salir’, como al principio de la noche. Y no son ni las tres. La verdad, también voy servido de asuntos romántico-sexuales, osea que un sueño reparador es lo que me apetece ahora. Buenas noches, estimadas/os.
DESDE LA ATALAYA

Me han pedido que cuelgue las fotos del Wayna Picchu, y yo me debo a mi público, así que ahí van.


Esto fué lo primero que vi cuando llegué sólo a la cumbre. Tampoco había sido tan duro, pero para un novato, suficiente.

Mi supersombrero rojo cantoso y yo, allá arriba.Causó sensación.

Montse, que no estaba posando cuando la capturé (anda que no).

Recuperando fuerzas con chocolatinas. :)


Esa maqueta de fondo es el Machu Picchu, en toda su gloria, visto desde arriba. :)


Nosotros de esta guisa al bajar: ¡¡el poder de la Inca Kola!!